Presentación del Informe Anual sobre Asesinatos Laborales en Argentina, 2018

El espacio Basta de asesinatos laborales (BAL) convoca al lanzamiento del Primer Informe Anual de Asesinatos Laborales, que tendrá cita este viernes 14 de diciembre a las 18 horas en Solís 823, de la Ciudad de Buenos Aires.
BAL agrupa a compañeras/os y familiares de trabajadores que murieron en sus puestos de trabajo. El planteo es claro. Las muertes en los puestos de trabajo se deben a la reducción de costos en salud y seguridad por parte de las empresas, la desidia en el control por parte del Estado y la complicidad de las burocracias de los sindicatos. Por esta razón, el espacio plantea que, si pudieron evitarse, no son accidentes, son asesinatos.

Origen

El 9 de septiembre de 2016, sólo en la ciudad de Buenos Aires, fueron víctimas de asesinatos laborales los trabajadores David Ramallo, de la línea 60; Diego Soraire, del INTA; y Richard Alcaraz, en una obra en construcción en Villa Crespo. A raíz de estos casos comenzó a tomar forma el espacio Basta de Asesinatos Laborales que convocó a familiares y compañeros/as de trabajo de las víctimas para exigir justicia por esas “muertes invisibles”.

Poco a poco comenzaron a sumarse otras organizaciones de trabajadores/as cansados/as de ver morir compañeros/as por la negligencia patronal -como el caso de los Municipales de Avellaneda, quienes cuentan con 4 muertes en los últimos años- , y, desde BAL, luchan y exigen justicia para las víctimas, visibilizando las muertes laborales y creando espacios de formación en materia de condiciones de trabajo. De esta forma se plantea el objetivo de visibilizar esta problemática oculta para la mayor parte de la sociedad y, a la vez, formar a los/las trabajadores/as para que puedan organizarse y enfrentar el ajuste en las condiciones de trabajo que se lleva la vida de tantos/as compañeros/as anualmente.

¿Por qué este anuario?

Como ocurre con muchas problemáticas que afectan a la clase trabajadora y a los sectores populares, los datos oficiales son escasos, incompletos y muy poco difundidos. Lo que sucede con las cifras de las muertes laborales no es la excepción. Tampoco existe prácticamente registro de las muertes por enfermedades profesionales (EP). En el último año casi no se registran muertes por EP, dato que contradice toda la información y el conocimiento a nivel internacional, que señala que cerca de un 40% de los problemas de salud laboral son EP y que las muertes por EP son mucho más numerosas que las debidas a accidentes (OIT / AISS 2017).
Ante esta necesidad, el espacio Basta de Asesinatos Laborales se dio un trabajo de recopilación de datos combinando información publicada por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), con otra obtenida por este espacio en forma directa y a través de fuentes periodísticas, tanto cuantitativa como cualitativa. La información proveniente de la SRT sólo abarca a los/las trabajadores/as formales, en blanco, es decir, no contempla a los/las trabajadores/as no registrados/as, comunmente llamados/as “en negro” (que según el INDEC son aproximadamente una tercera parte de los/as asalariados/as).

El 14 de diciembre el espacio presentará un informe analizando los casos de muertes laborales durante el período abarcado entre octubre de 2017 y septiembre de 2018.
Y la primer cifra contundente que arrojan es que, en dicho período, se produjeron cerca de 400 muertes por accidentes laborales. Se trata de un trabajador cada 20 horas.
Esta cifra alarmante sólo remite a trabajadores/as en blanco y sólo se incluyen los Accidentes en el Trabajo, no los llamados accidentes In Itinere (en el viaje del hogar al trabajo, y del trabajo al hogar). Históricamente esos accidentes mortales son de una magnitud semejante a los Accidentes en el Trabajo. Por si fuera poco, las enfermedades laborales que no terminan en muerte se multiplican a lo largo de todo el país y en todos los rubros de la producción.
Por todo esto, se puede afirmar, sin lugar a dudas, que la cantidad de trabajadores/as muertos/as por causas laborales es mucho mayor a las cifras oficiales.

Si se contemplan los datos que la SRT expone (según un informe de una encuesta de su Observatorio), sólo el 45,2 % de los/las trabajadores/as formales encuestados/as manifestaron estar cubiertos por una ART, lo que deja en evidencia la falta de cobertura y el grado de exposición al que están sometidos/as los y las asalariados/as.

El informe que se presentará el 14 desglosará las cifras generales por rama de actividad, por zonas geográficas y por franjas etarias. Así quedarán evidenciadas con datos las tendencias a la precarización laboral a la que está sometida la franja etaria más joven de los/las trabajadores/as, así como también las ramas de la construcción y el transporte, las más afectadas por los mal llamados accidentes laborales.
Asimismo, el informe se detendrá en una serie de casos paradigmáticos de muertes laborales como los de Sandra y Rubén en la escuela de Moreno; los 9 trabajadores pesqueros del buque Rigel, en Mar del Plata; el de Mechi Cantero, de 24 años, en la Papelera Sein o el de Fabián Tomasi, muerto por la exposición a los agrotóxicos en la empresa Molina, entre otros destacados.
El espacio Basta de Asesinatos laborales convoca a trabajadores/as, familiares, organizaciones sociales, medios de comunicación y público en general a estar presentes el día 14/12 a las 18:00 en Ademys, Solís 823, CABA, donde se leerá el Informe Anual y se abrirá la participación a los/las compañeros/as y familiares de las víctimas.

Evento de Facebook: https://www.facebook.com/events/278908112970511/
Página de Facebook: https://www.facebook.com/bastadeasesinatoslaborales/
Twitter: Basta de asesinatos laborales
@asesinatos
Mail: bastadeasesinatoslaborales@gmail.com

Contactos para prensa:
Ariel Godoy: 11 6035-9533
Luis Franceschi: 221 612-7245
Santiago Menconi: 11 3041-2626

Anuncios